Trilogía del color en tiempos de pandemia III: Blanco y Negro

La crisis provocada por la pandemia nos deja alguna que otra situación, en apariencia, contradictoria…

Para finalizar esta trilogía del color en tiempos de coronavirus, he elegido el blanco y negro.

Hace ya tiempo que el blanco y negro y los filtros vintage se pusieron de moda, sobre todo en las imágenes en redes sociales. Es decir, cuando parecía que la tecnología nos ofrecía todas las posibilidades para mirar al futuro, preferimos volver al pasado. El blanco y negro nos remonta a los inicios de la fotografía, cuando no se podía fotografiar en color o, más adelante, cuando sí se podía pero no estaba al alcance (económico) de la mayoría de población. Así que fotografiar en blanco y negro es como volver a la esencia de la fotografía. Si, además, se le añaden efectos como grano grueso o tonalidades sepia a las fotos, se pueden conseguir imágenes que parezcan verdaderamente muy antiguas.

Con una fotografía en blanco y negro se llama más la atención que una en color, porque el color nos parece más cotidiano, más normal y el duotono nos acerca más al cine, a la escenificación, al arte en general y la envuelve de nostalgia y recuerdos; aunque la foto se haya hecho hace apenas un minuto en el bar de la esquina. 

Parece ser que, es verdad, hemos vuelto al pasado; al menos en los que se refiere al turismo. Dicen que la pandemia de Covid-19 asestará un duro golpe al sector turístico, pero que esto podría suponer una oportunidad para cambiar el sistema y volver a un turismo similar al de los años 70: familiar, en coche y de proximidad. 

Se augura una vuelta al turismo de los años 70, que era principalmente familiar, de segunda residencia y de uso del transporte privado. Buscaremos los pueblos y las zonas rurales y no tanto las grandes ciudades porque, tras semanas confinados en entornos urbanos, nos decantaremos por aislarnos todo lo que podamos de las masas.

Serán, por tanto, una vacaciones muy vintage.

Pero al mismo tiempo, y aquí es donde viene la aparente contradicción, hoy más que nunca necesitamos mirar al futuro… que es el presente ya. 

La pandemia nos ha mostrado un camino claro. Tanto empresas como profesionales y particulares tenemos la obligación de adaptarnos a estos nuevos tiempos y la adaptación pasa por la digitalización.

Los hábitos de los consumidores han cambiando rápidamente y están pasando a priorizar las actividades digitales. 

Viviremos en un mundo digital y las empresas deben adaptar sus productos y servicios a un modelos digital o semi-digital

Es el momento de buscar socios digitales para fortalecer la oferta online, desarrollar canales online de interacción con clientes, marketing digital, redes sociales para capturar nuevos clientes… ya no es una opción, la nueva situación obliga a buscar nuevas alternativas en, por ejemplo, el entretenimiento, los servicios de delivery a domicilio con uso de App, herramientas de comunicación y teletrabajo digital o colaborativo en tiempo real, enseñanza online, servicios legales online, telesalud… 

Puede que, durante un tiempo, volvamos a esa estética sepia del pasado pero las oportunidades que se abren después de esta crisis pasan por el futuro; por la digitalización y este escenario ha venido para quedarse… 

 

2020-05-27T07:02:56+00:00

Hola otra Vez!

Si le has dado al signo más eso significa dos cosas: que andas por aquí y que eres curios@.

Somo un equipo creativo orientado 100 % al mundo digital que da respuesta a las necesidades de las empresas en Comunicación Digital: desde la estrategia al final del proceso.

Y lo hacemos 100 % free de egos creativos, sin ruido, con nueces y con precios del siglo XXI (o sea, sensatos).

El camino, andando

Expresarse es bueno